Participa construyendo la más grande colección de material didáctico

Juicio civil

Contenido: Definición de juicio. Derecho procesal civil. Principios del proceso civil. Etapas de un juicio. Determinación de la competencia.

Definición de juicio

Juicio, en sentido técnico jurídico el significado de este vocablo no coincide con el sentido corriente que lo define como un acto o proceso mental que tiene por objeto formar una opinión o establecer clasificaciones, contrastes o una elección entre diversas posibilidades.

Esta puede ser en concreto la última fase, factible pero no de todo punto necesaria, por cuanto existen muchos juicios que no desembocan en una resolución, sentencia o veredicto, sino en virtud de un arreglo entre las partes.

Juicio es por tanto una institución o conjunto de actos solemnes, detallados en la ley, a través de los cuales se resuelven los conflictos de intereses entre las partes, en presencia de una autoridad judicial que decide, previa presentación ante la misma de las alegaciones y pruebas de sus respectivos asertos.

Dichos actos se consideran de iniciación, de desarrollo y de conclusión, pero no es posible indicar una idea general del juicio porque ésta varía en función de una tipología concreta.

Por ello, son juicios civiles aquéllos que se fundan en una pretensión concerniente al Derecho privado: asuntos de familia, de herencias, de contratos o de comercio, entre otros.

Son penales los destinados a reprimir los delitos o faltas penados por la ley, sin perjuicio de que, como consecuencia de ello, se deriven responsabilidades de orden civil como la reparación del daño.

Son juicios contencioso administrativos los que se fundan en una pretensión de Derecho público, y se dan contra actos de una administración u órgano público que se producen en cuanto éstos actúan revestidos de autoridad y no como un particular más.

Son juicios laborales los que actúan en una pretensión basada en el derecho del trabajo, como por ejemplo el despido de un trabajador.

Derecho procesal civil

Es una rama del Derecho que regula el Proceso, a través del cual los “Sujetos de derecho” recurren al órgano jurisdiccional para hacer valer sus propios derechos y resolver incertidumbres jurídicas.

Es la rama del Derecho que estudia el conjunto de normas y principios que regulan la función jurisdiccional del estado y que fijan el procedimiento que se ha de seguir para obtener la actuación del Derecho Positivo y los funcionarios encargados de ejercerla a cargo del gabinete político, por el cual quedan exceptuados todos y cada uno de los encargados de dichas responsabilidades.

El proceso civil, por definición, se compone por distintas etapas según la naturaleza contenciosa (declarativa), ejecutiva, de jurisdicción voluntaria o liquidatoria de la actuación procesal ventiladas bajo la égida demandatoria (petitum), probatoria y resolutiva de los derechos de acción y defensa.

El derecho procesal civil es el conjunto de normas jurídicas adjetivas de orden público que regulan los trámites necesarios para la aplicación de las instituciones sustantivas previstas en la legislación civil de un Estado.

Suele incurrirse en impropiedad jurídica al sostener que las controversias de competencia de la jurisdicción civil se adscriben exclusivamente a las suscitadas entre particulares.

Por el contrario una entidad de derecho púbico puede intervenir en un proceso como parte actora o demandada en un litigio promovido por o contra un particular según la naturaleza privada civil (No administrativa) del derecho elevado ante los juzgados y tribunales de justicia en las instancias.

Principios del proceso civil

El proceso civil como institución regulada por el derecho procesal, observa los mismos principios de que esta provista tal rama del derecho, principios de obligatoria observancia sea que estén o no debidamente normatizados. Se aplican en atención al equilibrio de cada actuación y a la finalidad perseguida.

Principios tales como:

- Igualdad entre las partes: Las partes intervinientes en el proceso son iguales, el tratamiento es igual para todos y tienen las mismas oportunidades procesales

- Sin interés no hay acción: Es apenas lógico pues, quien acciona si no tiene por que hacerlo, de aquí se deriva la legitimidad en la causa, su importancia práctica radica en que impide que, quien no está legitimado en la causa pueda accionar (no tiene interés).

- iura novit curia: Indica que el juez conoce la norma aplicable.

Existen otros que suelen ser denominados principios, pero que, la doctrina moderna llama reglas técnicas, término más preciso y acorde a su naturaleza.

Estas son entre otras:

- Regla técnica dispositiva: Según esta, a las partes corresponde dar comienzo a cada actuación procesal, aportar las pruebas, solicitarlas etc., el juez solo interviene para pronuciarse en cada providencia de lo que haya observado en cada acto.

- Regla técnica inquisitiva: Al estado corresponde investigar, adelantar y resolver de oficio los asuntos que se puedan suscitar y de los que haya tenido conocimiento.

Etapas de un juicio

Prejudicial

La fase previa o preliminar al proceso puede hacerse consistir en:

  • Medios preparatorios del proceso
  • El general
  • Ejecutivo
  • Arbitral
  • Medidas cautelares
  • Arraigo
  • Secuestro provisional
  • Separación de personas
  • Depósito de menores
  • Medios provocatorios
  • Diligencias preliminares de consignación
  • Acción de jactancia

En el proceso

  • Instrucción
  • Fase expositiva o postulatoria = Audiencia previa de conciliación
  • Fase probatoria o demostrativa
  • Ofrecimiento
  • Admisión
  • Preparación
  • Desahogo
  • Audiencia de pruebas y alegatos

Fase conclusiva y de alegatos

  • Juicio
  • Fase resolutiva
  • Fase impugnativa
  • Fase ejecutiva

Clasificación del proceso:

- Civil, mercantil, familiar.

- Oral y escrito.

- Dispositivo, inquisitivo y mixto

- Con unidad de vista, preclusivo.

- Singular y universal.

- Uniinstancial y biinstancial.

- Cautelar, declarativo, ejecutivo. 

Determinación de la competencia

La competencia constituye una de los presupuestos del proceso de conocimiento, en virtud del cual el juez, en ejercicio de la función jurisdiccional, conoce determinados conflictos judiciales para conseguir la realización de un proceso eficaz y eficiente.

Calamandrei, siguiendo a Chiovenda, acota: “la competencia es, pues, ante todo, una determinación de los jurisdiccionales de cada una de lo jueces; pero, como esa limitación de poderes se manifiesta prácticamente en una limitación de las causas sobre las cuales puede ejercer los cada juez, el concepto de competencia se desplaza así, por un fenómeno de metonimia: de medidas objetiva de los poderes del órgano judicial, para a ser entendida, prácticamente, como medida objetiva de la materia sobre la cual está llamado en concreto a proveer el órgano judicial, entendiéndose de este modo por competencia de un juez el conjunto de causas sobre las cuales el ejercer según ley, su fracción de jurisdicción”.

Al tratar de la competencia civil en el ordenamiento procesal español, Ramos Mendez afirma: “mediante ella, se establece cuál es en concreto el tribunal que ha de conocer de un asunto determinados, sirviendo de pauta a las partes para saber a qué órgano jurisdiccional deben dirigirse.

Esta manera se concreta, por así decirlo, la porción de jurisdicción de cada tribunal ejerce y los límites dentro de los cuales la puede ejercer. Viene a constituir, en definitiva, la medida de la jurisdicción de un tribunal y una ulterior concreción de la garantía del juez natural”.

En conclusión, la competencia es la delimitación de la jurisdicción, por la cual lo jueces en representación del estado tienen la potestad de conocer y resolver derechos sustanciales con estricta justicia, determinados conflictos de intereses o eliminar una incertidumbre, ambas con relevancia jurídica ya sean patrimoniales o extrapatrimoniales.

Fuentes: enciclopedia encarta / Wikipedia.org / derechomx.blogspot.mx / monografias.com / rincondelvago.com

BÚSQUEDA:

Participaciones recientes: